domingo, 16 de junio de 2013

Crónica - Dirty York - Madrid, junio 2013

- SENSACIÓN DE ROCK
Benny James Pertzel
Dirty York tenían la oportunidad de resarcirse del mal sonido de su anterior visita a España, en abril del año pasado. El sábado 01 de junio, en Wurlitzer Ballroom, lo lograron. No sólo eso, sino que además, siendo protagonistas de la fiesta oficial del Azkena 2013 en Madrid, consiguieron que disfrutáramos de un gran concierto, dejando a un lado polémicas de programación de festival.
Dirty York
Shaun Brown
Tras la sorpresa agradable al ver a Shaun, cantante, con una camiseta de Bruce Springsteen, estos australianos arrancaron la noche sin contemplaciones, con el vacilón "All my friends look like Jesus", seguido por el single "Stitches in my pocket", de su último y esperado trabajo "Feed the fiction". Acostumbran a empezar sus conciertos, como si realmente llevaran ya tocando veinte minutos. Y como digo, en esta ocasión, el sonido sí acompañó, permitiéndonos gozar con su rock clásico, setentero, sucio y con toques sureños tipo Black Crowes.
Justin Rudge y Luke Teys
Justin Rudge
Siguieron con varios temas de este reciente disco, donde destacaron el movido "Be home and alive", el tranquilo "Why I burn" o el magnífico y completo "Free to find out". Ante la sala no repleta, pero sí con buena entrada, conducían el directo por donde ellos querían, con el público en el bolsillo, contagiado por la buena energía que provenía del escenario.
Luke Teys
Brett Wolfenden y Shaun Brown
Son un grupo y suenan como tal. Compactos, con protagonismo para todos, cada uno en su sitio, respetando la parcela del otro. Se agradecen siempre las dos guitarras en directo. Pero eché en falta los teclados presentes en disco, dando un clima especial a cada tema.
Eso sí, no todos los grupos sobreviven a un cambio de la base rítmica al completo, pero en Dirty York eso no ha sido problema, estando Justin y Brett perfectamente integrados desde el principio.
Brett Wolfenden
Rompieron el repaso al "Feed the fiction" con una auténtica maravilla llamada "Can't scare the devil in me". Y dejaron el terreno perfectamente preparado para uno de los grandes momentos de la noche, al tocar seguidos tres temazos. "Tied up", "Stop the rumours" y "Spin the miracle dice", no apto para gente con sangre de horchata.
Benny James Pertzel
Benny James Pertzel
Las guitarras de Luke y Benny, se complementan a la perfección. La charla de Shaun se limitó a breves comentarios y agradecimientos (alguna palabrilla en español incluida), presentando a la banda de uno en uno y en temas diferentes cada uno.
Iban al grano, a tocar. No son los mejores músicos, no son los que mejores canciones tienen... pero su nivel general, y la aparente facilidad con que lo lucen, es tan alto, que hacen babear de envidia a muchos.
Luke Teys
Justin Rudge
Tan solo una versión, dedicada a todos los fans de Lynyrd Skynyrd, "Workin' for MCA", y concierto finalizado con el macarra y obsesivo "Never show". En los bises, el ya clásico y aclamado "Born with a broken heart", y para acabar, el brutal e intenso "No apologies", dejando a todo el público con ese sabor en la boca, típico de haber vivido una vez más el latido del rock. Nos estamos mal acostumbrando...
Shaun Brown
Dirty York nos volvió a llevar de viaje. Viaje a esas sensaciones de libertad y de ser capaces de hacer cualquier cosa. Esa sensación, que a veces llamamos Rock.
Nos vemos.

1 comentario:

barbi barbarita dijo...

Como siempre la crónica espectacular , que al leer uno se transporta y vive con tus palabras ese momento tan especial que tienen conciertos de rock . Te felicito !!!!