jueves, 6 de junio de 2013

Crónica - Crashdïet - Madrid, mayo 2013

- LO QUE PUDO HABER SIDO
Tras las irregulares sensaciones que nos dejaron Sleekstain y Sister, esperábamos por fin que Crashdiet lo diera todo, en la reapertura de la sala Caracol, el martes 21.
Simon Cruz "Simme"
Martin Sweet
Tenía yo ganas de ver lo que daba de sí esta banda sueca, que suena tan bien en estudio. Con cuatro discos en el mercado, poseen repertorio suficiente como para bordar un concierto. Pero no fue así.
Su último cd, "The savage playground", no es tan bueno como el anterior "Generation wild". Pero para eso están los directos, para tocar las buenas de cada uno, ¿no?
"Simme" y Peter London
Peter London
"Simme"
Al final no hubo llenazo. Sí una buena entrada, y la gente entregada desde el minuto uno. Pero Simon Cruz, alias "Simme", empezó cantando ronco y sin llegar a la nota justa, como si no hubiera calentado la voz antes, igual que cuando amaneces después de una noche de juerga. El tema "damnificado" por este comienzo fue "Change the world".
"Simme" y Martin Sweet
Martin Sweet, "Simme" y Peter London
Peter London
Imagen cuidada, buenas canciones. La banda sonó bien, pero sin alardes.
A la altura del cuarto tema, el magnífico "So alive", "Simme" había calentado ya, lo suficiente como para poder aguantar el concierto ... y desfallecer justo al acabar.
Sonaron siete canciones del último cd, como era de esperar. Quemaron pronto "California" y sorprendieron con un inconexo "Garden of Babylon", que pareció más un ensayo general, que parte del propio show.
Martin Sweet
"Breakin' the chainz" terminó de desatar a todo aquél que aún estuviera conteniéndose (que haberlos, como las meigas, "haylos", aunque no me entre en la cabeza). Brillaron "Anarchy" y un gran "Queen obscene". E incluso sacaron a un invitado que no logré identificar, lo confieso.
"Simme"
Tras el pertinente "amago de irse a casa" de casi todos los conciertos, tocaron  el maravilloso "Generation wild" (con salto al público incluido, a cargo de Simon), para finalizar con el reciente single "Cocaine cowboys". Completaron así un directo corto, no llegando a hora y media, en el que, parecieron tener todo para reventar la noche, pero acabaron quedándose en el camino, justo antes de lograrlo.
Esperemos que Crashdiet, acabe pronto resolviendo sus directos, al mismo nivel que lucen en estudio. Así finalizó una, a priori, gran noche de hard rock, que se quedó en ... buena a ratos.
Nos vemos.

No hay comentarios: