martes, 26 de febrero de 2013

Crónica - Chamán - Madrid, febrero 2013

- TRIBUTO A LA FAMILIA
El pasado día 12, en La Boite, hubo "Fiesta Bon Scott". Rhino Bucket dieron un buen concierto, y dejaron a la gente con un subidón importante. Muchos se marcharon y se arrepentirán de no haber visto lo que vino después.
Sorteos a un lado, Chamán tenían la tarea de mantener viva la juerga, cosa que lograron con creces.

Lamentablemente, al ser martes, el aforo de la sala menguó considerablemente. El sonido, aunque mantuvo calidad, se embarulló un poco, al ser demasiado alto para tan poca gente. Pero estos cuatro madrileños y un australiano, vinieron a hacer versiones de AcDc. Y eso lo bordaron.
¿Que cuáles tocaron? Pues no puedo decir "todas", porque habría durado el concierto dos o tres días. Pero sí casi todos los temas que han sido grandes éxitos, eso sí, mayoría de la etapa de Bon Scott, acabando con una espectacular versión de "Whole lotta Rosie".
También hubo hueco, en los bises, para un tema propio, algo más heavy que hard rock.

Una curiosidad: su cantante, Mat Van Kriedt, es hijo del bajista de la formación original de AcDc. Y lo cierto es que resulta arrollador, con un amplio repertorio de ojos de loco, posturas más o menos tensas, movimientos de "pierna rítmica nerviosa", algún leve detalle de "air guitar" y una voz contundente como pocas. Mucho carisma y entrega.
El resto de la banda, mostró gran implicación y calidad durante todo el directo (destacando su guitarrista solista tipo "estatua").
Chamán garantizan diversión como banda tributo, y prometen cera tanto con las versiones, como con sus temas originales. Su motor es la pasión, y eso se transmite rápidamente.
Nos vemos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Grupazo los Chamán!

Angel ZN dijo...

Let there be rock!
Let there be light!