sábado, 8 de diciembre de 2012

Crónica - Bubble Bones - Madrid, diciembre 2012

- VOLUNTAD SETENTERA
Cuando actúas como banda invitada, de un grupo que no conoce mucha gente (Starroy), un lunes, y sin publicidad ... sólo puedes agarrarte a tu profesionalidad y a tu voluntad. Eso hicieron Bubble Bones, el lunes 03, en Wurlitzer Ballroom.
Durante cincuenta minutos, cantando en inglés y con buen sonido (un poco alto), mostraron su hard rock-blues setentero, profundamente marcado por la psicodelia. Arrancaron con "Cannibal love", sin dejar que su ánimo cayese al ver la sala casi vacía.
Con su calidad como músicos, este trío madrileño logró que todo el que entraba (el goteo de gente resultó escaso pero constante), fijase su atención en ellos. No esperes música con estribillos fáciles, pero tienen imán. Sus variados e inesperados momentos instrumentales, dentro de cada tema, hacen imposible su encasillamiento.
"Mushroom cloud jam", "Swamp song" o "Lady smoke", son ejemplo de su gusto por la improvisación y los temas largos en directo. Con absoluta autoconvicción, dejaron a la audiencia con buen sabor de boca. Incluso dedicaron el tema "Noiseland" a un armonicista allí presente, colaborador en alguno de sus conciertos.
Llevan años en ésto, y se nota. Sus tablas y buen hacer, son garantía de buen directo. Con una pizca más de "aparente despreocupación", se convertirán en una de las referencias del escenario psicodélico hard rockero de Madrid.
Nos vemos.

No hay comentarios: