miércoles, 7 de noviembre de 2012

Crónica - Jim Wilson - Madrid, noviembre 2012

- INDIVIDUALISMO
Jim Wilson. Dicho así, habrá mucha gente que se quede tal cual. Pero si digo Mother Superior, igual a alguno se le dibuja una sonrisa en la cara.
El pasado viernes 02 de noviembre, en la sala El Sol, Jim protagonizó un ficticio y desigual "duelo" con Dan Baird (del que hablaré en la siguiente entrada).
Ficticio porque no fue tal duelo. Primero tocó uno y luego el otro. Más de uno esperábamos un par de temas (al menos), viendo juntos en el escenario a dos grandes del rock. Pues nos quedamos "sin".
Notaba cierta mezcla entre expectación e incertidumbre por ver qué ofrecía Jim Wilson en solitario. La impresión, tras la hora que duró su concierto, fue buena, pero no fue todo lo "Superior" que podría (o debería) haber sido.
Traía buenos temas de su disco "Jim Wilson", de 2011. Él es una garantía en directo. El sonido fue bueno. Pero ... 
La diferencia entre Jim y sus dos compañeros de escenario, bajo y batería, resultó demasiado grande, tanto en ejecución, como en ganas y actitud.
Desconozco si es una diferencia buscada (puede que no quiera que le "hagan sombra"), con lo que habría que felicitar a Mr. Wilson; o es casual (falta de rodaje quizá). Lo que sí sé, es que no creo en las casualidades.
Amplia presentación de su único disco, gracias a excelentes composiciones como, por ejemplo, "Hot shot", "Convicted" o "Honest mistake"; completando el set list con temas de los añorados Mother Superior, como "Jaded little princess" o "Fuel the fire".
Jim Wilson derrochó pasión, calidad y tablas. Pero sólo lo derrochó él.
La sala, abarrotada, correspondió a esa entrega, disfrutando con los temas nuevos, y sonriendo ante los momentos en los que Mother Superior parecía venir a visitarnos.
El concierto finalizó, claro, con un tema de su "ex-grupo", "Beg, borrow, steal".
Una cosa es indiscutible al hablar de Jim Wilson, su personalidad.
Esa personalidad se transmite en sus composiciones y en su manera de afrontar el rock.
Seguiremos atentos.
Nos vemos.

No hay comentarios: