viernes, 9 de noviembre de 2012

Crónica - Abandon Jalopy - Madrid, noviembre 2012

- ENTRE LA HERENCIA Y LA IDENTIDAD
Si al pronunciar Abandon Jalopy, no experimentas sensación alguna ... puede que si digo Brad Smith, te venga algún recuerdo a la cabeza. Pero si aún sigues con cara de folio en blanco, mencionaré a Blind MelonAhora sí, eeeeh?
Pues bien, Brad, bajista de los Melon, siguió "buscando aventuras musicales". Fruto de ello es Abandon Jalopy, que presentaron su disco "Death & Joy", de 2012, en un pedazo de concierto acústico, el pasado sábado 03 de noviembre, en Siroco Lounge.
Ante pocos afortunados, pero con la pequeña sala bastante llena, sonó el primer tema, "I won't be the same", de lo que iba a ser una gran noche de rock americano del de toda la vida.
El cd de este californiano no se limita a un género musical, pero Brad dejó atrás los adornos técnicos y la producción de su disco, para desnudar todos sus temas, llevándolos al terreno del folk-rock.
Con tan sólo una cruda guitarra acústica, acariciada por otra sutil eléctrica, dejaban caer "Love has a way", "Up til now" o "Black Cloud".
Toda la sala estaba impregnada de una confianza y buen rollo, que nadie sabía desde cuándo había hecho efecto, pero que todos éramos conscientes de quién lo había causado.
Durante los, aproximadamente, 45 minutos que duró el concierto, Brad Smith presentaba las canciones, sonreía, hablaba con la gente y contagiaba. Todo con una cordialidad y naturalidad, propias de aquél que cree en lo que hace, y disfruta con ello.
La calidad y calidez del sonido, nos permitió apreciar su gusto por el matiz, su dominio de la pausa y su meticulosidad.
Tras Abandon Jalopy, nos esperaba Jonny Kaplan. Y Brad se encargaba de recordarlo, así como el concierto de Blind Melon en Joy Eslava el próximo día 11, en el que Kaplan acudirá como invitado.
Pero antes de finalizar, nos sorprendió con una preciosa versión de "I won't back down", de Tom Petty. Y, por supuesto, recordó sus tiempos en Blind Melon, con el gran "No rain".
Como curiosidad, os diré que Abandon Jalopy acudieron la noche anterior, junto a Jonny Kaplan, a ver el concierto que Jim Wilson y Dan Baird dieron en El Sol.
Brad Smith es un tipo accesible, amable y buen músico. Su visita y sus canciones, son motivo de alegría para cualquiera que sienta el rock. Confío en que siga así muchos años más.
Nos vemos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades por la crónica; después de leerla me ha transmitido muy buenas sensaciones. Saludos, ML

Angel ZN dijo...

Gracias! Esa es la idea,lograr que tengáis esas sensaciones. Me alegro de que te haya gustado! Abrazos.

Anónimo dijo...

Solo puedo transmitirte mi agradecimiento por apostar siempre por lo auténtico (y revelárnoslo), en un mundo que cada vez parece más de cartón-piedra

aueo!

Angel ZN dijo...

Gracias!
Muy importante eso que dices,amigo.
Un placer lograr aportar algo de... sentimiento y sencillez.
Seguiré en "mis trece" ;-)
Un abrazo!