martes, 23 de octubre de 2012

Crónica - Ha Ha Tonka - Madrid, octubre 2012

- LA ACÚSTICA DE MISSOURI
Concierto corto el de Ha Ha Tonka, el viernes 19 de octubre, en la Wurlitzer Ballroom, una hora y cuarto, aproximadamente. Eso sí, muy bien aprovechado, pese a que no hubo lleno.
Nos visitaron bajo la etiqueta de ser ... la "perfecta conexión" entre el country-folk y el indie, y marcados por la sombra alargada de The Avett Brothers. Pero demostraron más que suficiente personalidad propia.
Lo cierto es que estos cuatro tipos de Missouri, nos trajeron un sonido particular, con sabor a campo, a granja americana, pero no exento de huevos (sí, he dicho huevos, por no decir cojones) y repleto de calidad. Sonaron realmente bien, y algo más contundentes que en disco.
Ha Ha Tonka nos transmite el sentimiento del sur de Estados Unidos, gracias a su mente abierta a recoger "toques" musicales, vengan del sub-género que vengan, pero siempre entorno a una marcada línea a base de folk-rock.

Con tres discos en el mercado, se centraron principalmente (como suele ser normal) en el último, "Death of a decade", del 2011.
Lo que en principio podría ser un grupo "blandito", se quedó muy lejos, tras ir escuchando las mejoradas versiones en directo de temas como "Made example of" o "Lonely fortunes".

Simpáticos con la audiencia, recordaban cosas que apredieron en español, gritando "¡estamos aquí, borrachos!". Se le rompió el taburete al batería, cosa que la sala arregló rápidamente. Se le coló la púa dentro de la guitarra al cantante ...

Añadid a todo lo anterior sonrisa y ganas, y el resultado se llama "público en el bolsillo".
Tienen temas muy tranquilos, como "Death man's hand". E incluso hubo lugar para demostrar total solvencia "a capela", con "Hangman".
Sonaron verdaderamente compactos y eficientes. La guitarra acústica marcaba ritmos insistentes, afianzados por la seguridad de bajo y batería, adornados por definidos arreglos y marcadas melodías de mandolina.

Cerraron el concierto con el single "Usual suspects".
Y en los bises, además de otro alarde sólo con sus voces, una gran y agradable sorpresa llamada "Black Betty", buena versión del tema de Ram Jam.
No parece que, entre sus anhelos, se encuentre llenar estadios, pero Ha Ha Tonka se convirtieron, gracias a su directo, en una inesperada alegría que, espero, siga dando buenas noches de folk-rock.
Nos vemos.

No hay comentarios: