jueves, 12 de julio de 2012

Crónica - Little Caesar - Madrid, 2012

- LOS CAMINOS DEL ROCK
Con disco calentito, de este mismo año, Little Caesar han trascendido esas etiquetas que a la gente le encanta poner. Que si "hard rock soulero", que si "sleazy glam" ... Mirad, estos tipos hacen rock. No salen "a vender" nada, sino a disfrutar y atrapar con su rock todo lo que se ponga por delante.
Y el viernes 22 de junio, en la sala El Sol, dieron ejemplo de lo que significa dar un gran concierto, independientemente de si se ha llenado más o menos, de si han venido antes o no, de tantos y tontos factores que otros grupos miran con lupa.
Sí, es cierto, empezaron mucho más hard rockeros hace años. Pero han sabido evolucionar. Su vuelta a los estudios de grabación, dió como fruto "Redemption", una pequeña joya del 2009, que han reafirmado (o incluso superado) con "American dream" en este 2012.
Su entrega y calidad se hicieron patentes desde el primer tema, "Rock and roll state of mind", hasta el último, su versión del "Every picture tells a story". En el camino entre uno y otro, sonaron "Supersonic", "Cajun panther" y el magnífico "Redemption", por citar algunos.
Poca gente, pero entregada tanto o más que la propia banda. Gran sonido. Contundencia, no pesadez. Energía, no sobreactuación. El concierto fluyó sin problemas y con plena satisfacción y buen humor, tanto por parte de la banda, como por parte del público.
Acabé verdaderamente exhausto, tras Azkena y Bruce, y me alegro haber descansado un poco antes de Little Caesar. Así, pude apreciar de verdad, una vez más, que "hay vida" más allá de festivales y giras grandes. Disfrutar con el rock "cercano". Ese que nos mantiene el espíritu vivo y alerta. Ese que hicieron estos californianos tatuados, ex-melenas, y con el suficiente "callo musical" como para triunfar donde les dejasen hacerlo.
Algo de ese triunfo, tuvieron hace tiempo, con una versión del clásico del soul "Chain of fools". Por supuesto, también sonó en este concierto.
Y al acabar, con mucha paciencia y dedicación, firmaron discos, charlaron con la gente y se hicieron fotos, como si conservaran aún "virginidad de ilusión".
Tantos kilómetros en la carretera, tantas ciudades, tantos conciertos ...
Mucha gente con cara dura y poca vergüenza, muchas personas con vocación e ilusión ...
Demasiada juerga, demasiado trabajo, demasiado sueño perdido...
Sea cual sea la manera, una manera de vivir, llamada Rock'n'Roll, mantiene vivos tus sueños y guía tus pasos, sea cual sea el camino.
Nos vemos.

No hay comentarios: